Google+ Followers

miércoles, 14 de junio de 2017

EL EJÉRCITO EN LAS RAMBLAS

Publicado en el diario La Razón el miércoles 14 de Junio de 2017

       

                    EL EJÉRCITO EN LAS RAMBLAS

         Dios no lo quiera, ojalá el Gobierno español no se vea en la tesitura de decretar el nivel de alerta 5, el máximo previsto en nuestra normativa de seguridad.

         En esta lucha contra el terrorismo yihadista, ese enemigo que nos ha llevado a la tercera guerra mundial, el protagonismo defensivo solo corresponde a las Fuerzas Armadas cuando los responsables de defendernos del terrible enemigo, estiman que se ha llegado a una gravedad extrema de la situación, cuando tienen la casi certeza de un atentado inminente y masivo, del que siempre se desconoce el lugar, la hora y las siempre imprevisibles y terribles consecuencias.

         Algunos países europeos que han sufrido más recientemente el zarpazo cobarde del terror, hace tiempo que decretaron el máximo nivel de alerta. Quien haya tenido ocasión de viajar a Italia, Bélgica o Francia recientemente, habrá podido comprobar (en Italia desde hace años) como militares patrullan, incluso con el uso de tanquetas, en aeropuertos y lugares de concentración masiva de ciudadanos y, por supuesto, instalaciones estratégicas como depósitos de agua potable, centrales eléctricas, etc.

Esa presencia del ejército en la calle es asumida por los ciudadanos con la mayor naturalidad, sabedores de que la misión de estos soldados fuertemente armados, con protecciones personales al máximo posible, es defenderlos de un más que posible ataque terrorista cada vez más imprevisible.

El terror ha descubierto armas baratas y difícilmente detectables como camiones, furgonetas o simples cuchillos de cocina, con los que cusan muertes y heridas de forma indiscriminada, en horarios de mayor afluencia y en lugares insospechados.

Decía al principio que ojalá no ocurra, que Dios no permita que nuestro país, España, se vea amenazado más de lo que ya lo está y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, junto con el CNI, recomienden al Gobierno, elevar al nivel máximo la alerta contraterrorista.

Entonces, si llegara el caso, veríamos a nuestros soldados de fuerzas especiales, de la Legión, de Infantería de Marina, paracaidistas y aquellos que ya han tenido la difícil experiencia de Afganistán, Líbano, Somalia y tantos otros lugares, donde la presencia militar española es altamente valorada, patrullar, a pie o en vehículos blindados, por la Castellana de Madrid, las Ramblas de Barcelona, los aeropuertos de más tráfico del Estado o estaciones de ferrocarril como Atocha o Sants.

         Aquí, en España, como en Italia o Bélgica, la presencia en las calles de nuestro ejército, lejos de inquietar, tranquilizaría a los ciudadanos, una tranquilidad siempre relativa y consciente del peligro, pero con un efecto, desde mi punto de vista muy positivo, la concienciación colectiva de que existe un enemigo común y peligroso contra el que todos debemos luchar, desde la prevención al enfrentamiento.

       Claro que héroes, como nuestro Ignacio Echeverria, no abundan, aunque conociendo bien a los españoles, no descarto nada.

6 comentarios:

  1. alazne • hace 11 horas
    Totalmente de acuerdo con que nuestros ejércitos patrullen calles y plazas para asegurar nuestras vidas y nuestra tranquilidad, contra los fanáticos que van a no se sabe qué cielo.-
    Gentes de esta catadura, no son fiables y toda precaución es poca.- Más vale prevenir que lamentar.-- Y quien no esté contento que pida cambio, si a los catalanes no les gusta y se sienten ofendidos, más nos sentimos nosotros.- De lo que digan estos talibanes del Islam, a lo que hagan hay un trecho.- En cuanto la puedan liar, la liarán, porque alguien les ha inculcado que van al cielo.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en el artículo, desgraciadamente es normal en Europa la presencia militar, incluidos vehículos blindados, para proteger a sus compatriotas de posibles ataques terroristas (En Italia y Bélgica lo he presenciado personalmente). Naturalmente lo ideal sería que no fuera necesario, pero por desgracia, hasta que no se acabe con esta lacra del terrorismo se hace imprescindible. La presencia militar para nada altera la vida cotidiana de los ciudadnos.

      Eliminar
  2. acisclo • hace 3 días
    A veces ......., el "Ejercito Islámico" acaba de publicar un comunicado según se ha podido leer en la prensa en el que amenaza a siete un ocho países entre los que ya no esta España, ......... Aquí a los de aquí, llama la atención que para algunos muchos los 192 muertos y los cientos de heridos graves del atentado de 2004 ya no cuentan o los han olvidado pero al parecer para los terroristas islamistas si y les parece bastante, yo personalmente creo que además de las actuaciones de la policía, que esta muy bien, también cuenta. Uno de los dramas españoles es lo bajo que cotiza el SENTIDO COMÚN del personal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento contradecirle. A esos salvajes terroristas no les para haber causado 192 muertos en España en el 2004 y otros 16 en 2017. El atentado de Barcelona iba a ser una auténtica masacre con cuatro furgonetas/bomba contra edificios emblemáticos. Por suerte se produjo la explosión previa que les hizo cambiar e improvisar otro tipo de atentado. Los yihadistas, como la ETA en sus cincuenta años de muerte, atentan cuando pueden y donde pueden. No hace ese tipo de cálculos. Llevamos detenidos más de 700 posibles terroristas que solo esperaban la oportunidad de hacer atentados.

      Eliminar
  3. Señor Rocha, aquí un admirador y seguidor de su blog. Me presento:
    Soy Javier. Estudiante de Derecho y militar del Ejército del aire (soldado destinado en el CG).
    Enfoqué mi trabajo de fin de grado en la imputación objetiva de resultado de los autores del 11M e indagando (al margen del ámbito jurídico que es sobre lo que versa mi trabajo) en la parte relativa a la situación que rodeaba los días posteriores al atentado a nuestras FyCS y servicios de inteligencia... Me llamó poderosamente la atención como no se contó con el CNI para las reuniones posteriores a los trágicos hechos... Algo que me dejó a cuadros al realizar mi TFG... como el Ministerio de Presidencia y el Ministerio de Interior pudieron permitir algo así (entre otras cosas, por no hablar de inquietudes tales como información previa al ataque, informadores, relación penal de Rafá Zouhier con el atentado, etc...)
    En resumen, me gustaría que desde su experiencia, me recomendara artículos, libros, o por supuesto su propia opinión, algo que para mi tendría un gran valor. Admiro su trabajo y para mi sería de gran ayuda que arrojara un poco de luz a este tema. Siempre desde el respeto y admiración, reciba un cordial saludo.
    Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Javier. Gracias por seguir mis artículos. Recibí un correo suyo que no pude contestar por no figurar la dirección del remitente.
      Sobre el 11M se ha escrito bastante, se ha transmitido por TV el juicio y casi en directo la explosión "suicida colectiva" del piso de Leganés. Creo que con el 11M pasará como con el asesinato del presidente Kenedy del que ya han pasado 54 años, tiempo para desclasificar documentación secreta que no se ha desclasificado.
      ¿Cuantos asesinatos de ETA están sin juzgar? Más de 300. ¿Cuantos del GAL? Unos cuantos. Hay muchas incógnitas en el 11M. Una instrucción absurda y defectuosa. Perdida o destrucción precipitada de pruebas. Aparición de mochilas misteriosas. Intentos fallidos de llevar a Madrid explosivos. Y sobre todo, politización del atentado para provecho de unos y en perjuicio de otros. Lamentable espectáculo de manipulación que hace creer a los ciudadanos que es consecuencia de la participación española en la guerra de Irak, una barbaridad sin base real ninguna.

      Eliminar